¿Qué tratamos?

 

 

EL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE LA INSUFICIENCIA VENOSA CRÓNICA

 

La insuficiencia venosa crónica (IVC) es una enfermedad muy frecuente en nuestra población causada por el flujo sanguíneo inadecuado a través de las venas, generalmente en las extremidades inferiores. Puede llevar a un malestar considerable, con síntomas como dolor, picazón y cansancio en las piernas. Los pacientes también pueden presentar edemas y úlceras.

Para un adecuado tratamiento es necesario una exploración clínica correcta y un estudio hemodinámico del sistema venoso de las piernas, mediante un ecodoppler.

El ecodoppler es la herramienta indispensable para determinar el origen de la insuficiencia venosa, lo cuál es importante para un adecuado manejo de la patología.

Existen diferentes tipos de tratamientos para la insuficiencia venosa crónica: Cirugía convencional o stripping, radiofrecuencia o escleroterapia. La elección de cada uno dependerá de las características del paciente y del tipo de la IVC.

  1.  Cirugía Convencional  (Stripping):

Consiste en la desconexión de los ejes safenos del Sistema Venoso Profundo y la posterior extracción de las venas varicosas.

2.  Ablación por Radiofrecuencia.

Es el cierre del eje safeno mediante un catéter de radiofrecuencia que se introduce en su interior, en ocasiones se asocia a stripping (cirugía convencional) de las colaterales varicosas.

3.  Escleroterapia.

La escleroterapia es una técnica que incluye la inyección de un producto químico en las venas (esclerosante), seguido de una compresión con vendas o medias. No necesita anestesia para su realización, se trata de un procedimiento ambulatorio.

 

El agente esclerosante líquido o en espuma se inyecta en la vena para provocar un daño localizado en el endotelio, capa interna de la misma, lo cual provoca una inflamación y coágulo sanguíneo que hace colapsar, engrosar y fibrosar el vaso hasta que desaparezca.

 

Este tipo de técnica es de elección para el tratamiento de telangiectasias y venas reticulares, las cuales son venas superficiales intradérmicas de calibre menor a 1 mm que se tornan visibles, a menudo en las piernas. Y no sólo provocan problemas estéticos, sino también se asocian a molestias, cansancio e incluso dolor. Su tratamiento es mediante la escleroterapia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DIAGNÓSTICO CLÍNICO DE LA PATOLOGÍA VASCULAR PERIFÉRICA.

 

  1.    Ecodoppler de Troncos Supraaórticos:

Evaluación de la arterioesclerosis en ejes carotídeos-subclavios. Valoración de Estenosis carotídeas.

2.    Ecodoppler arterial de miembros inferiores:

Evaluación de la arterioesclerosis en MMII en pacientes claudicantes.

3.    Ecodoppler venoso:

Evaluación de varices, síndromes postflebíticos, edemas de MMII.